Aspectos psicosomáticos derivados de la actual crisis y colectivos más vulnerables

La actual crisis (financiera, económica y de valores), provoca una situación absolutamente novedosa en el mundo de la empresa, por la virulencia con la que se han deteriorado estos tres componentes, y que impacta especialmente en el colectivo de trabajadores:

> La ya  prolongada incertidumbre del entorno hace difícil, incluso a los mejores profesionales, prever lo que ocurrirá con el mantenimiento o no del puesto de trabajo, dado que posiblemente no dependa de ellos.

> La ambigüedad de esta dilatada situación  se convierte en  generadora de alteraciones conductuales y en una intermitente sensación de ausencia de control y de impotencia.

> El desequilibrio entre la gran cantidad de información  que aparece en los medios de comunicación, que contrasta con la poca información y comunicación formal transmitida por la propia empresa, también es uno de los principales factores estresantes.

> La inminencia de la posible pérdida del puesto de trabajo, en especial para los colectivos más vulnerables, puede generar un nivel de estrés casi enfermizo.

 

Este estrés laboral generado por los anteriores factores, y, sobre todo, el riesgo de perder el puesto de trabajo, tiene generalmente las siguientes consecuencias más o menos observables:

> Fisiológicas, pueden aparecer taquicardias, aumento de la tensión arterial o muscular, inhibición parcial del sistema inmunológico, etc..

> Cognitivas, continua preocupación por casi cualquier inconveniente, bajo nivel de concentración, conflictos entre sentimientos y actuaciones…

> Conductuales, aparecerían conductas impulsivas o apáticas, poco reflexivas y en muchas ocasiones fuera de control.

 

Producto de lo anterior, se incrementan los trastornos psicopatológicos como, en especial, la ansiedad, el insomnio, y la depresión.

 

“¿qué colectivos son más vulnerables a los efectos de esta crisis?”.

En el actual exiguo mercado laboral se dan una serie de características sociodemográficas que hace que determinados colectivos de trabajadores estén mucho más expuestos a los riesgos psicosociales provocados o reforzados por la ya pertinaz crisis y los constantes ajustes de empleo que se están produciendo en prácticamente todas las Empresas, indistintamente su tamaño.

 

Trabajadores jóvenes y nuevos empresarios: 

No han vivido con anterioridad una situación similar, no están acostumbrados a trabajar con tal presión y vienen de una cultura reciente de valorar de forma muy importante la conciliación de la vida personal y laboral. Hasta hace relativamente poco, los mejores expedientes académicos podían elegir entre varias ofertas de trabajo, accedían en poco tiempo a un atractivo sistema de compensación, impensable una década atrás, y competencias como, por ejemplo,  “saber demorar las recompensas”, no se encontraban en su escandallo de habilidades requeridas.

Ahora tienen que reformular y repriorizar drásticamente una escala de valores inculcada desde el reciente ya pasado “estado del bienestar”.

 

Trabajadores mayores de 45 años:

Y especialmente aquéllos que se acercan a la edad de jubilación y aquellos con familias donde son la única fuente de ingresos. La posibilidad de perder el empleo (“ponerse en la cola del paro”, dificultades para adaptarse al nuevo contexto, disminución de los ingresos, etc.) hace que este colectivo viva esta situación de inseguridad como realmente dramática, perturbadora e inquietante.

 

Artículo escrito por Ángel Córdoba Díaz

Clausura de la primera edición del Laboratorio Emprendedor del PCM

El Parque Científico de Madrid ha celebrado hoy el acto de clausura de la 1ª edición del Programa Laboratorio Emprendedor, una cita celebrada en el Campus de Cantoblanco de la Universidad Autónoma de Madrid, donde también se han presentado los doce proyectos seleccionados para participar en la segunda convocatoria de esta iniciativa.


El Laboratorio Emprendedor es un proyecto del PCM cuyo objetivo es apoyar a emprendedores con  proyectos innovadores en Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, que quieran transformar su propuesta tecnológica en un negocio de futuro. En su primer año de vida, este programa ha dado impulso a doce ideas innovadoras de sectores como el de las aplicaciones móviles, el ‘cloud computing’, la domótica, la neurocomputación o los contenidos digitales puestas en marcha por un total de 45 emprendedores.

El ganador de este programa impulsado por el Parque Científico, en colaboración con diferentes instituciones, ha sido Small Signals, una red de sensores inalámbricos que permiten conectar la vida del usuario a Internet. En segunda posición ha quedado la plataforma inmobiliaria Vivendem, a la que ha seguido Nublic, una propuesta centrada en la domótica que permite dotar de una nube privada a cualquier hogar.

Durante el acto, se ha producido el anuncio de los doce proyectos seleccionados para la segunda edición del Programa Laboratorio Emprendedor quienes, durante seis meses, se beneficiarán de un completo programa de formación y consultoría en el Parque Científico, donde abordarán temáticas como la capacitación, la gestión de la calidad, la protección de datos o la presentación de sus ideas ante posibles inversores.

SUEÑOS CONVERTIDOS EN EMPRESAS

Este evento ha contado con la participación de distintas instituciones y empresas colaboradoras, que han mostrado su apoyo a la iniciativa impulsada desde el Parque Científico de Madrid. Su director general, Antonio Díaz, ha destacado el fomento de las empresas TIC que supone el Laboratorio Emprendedor, una iniciativa “calurosa y cercana”, apoyada por los más de diez años de experiencia de este centro de transferencia del conocimiento.

El Director de Asesoría a Emprendedores de ENISA, Jesús Millán, ha apuntado a la innovación y al cambio del tejido productivo como recetas para salir de la crisis, mientras que el Manager de Responsabilidad Social Corporativa de Orange, Jesús Guijarro, ha destacadado la “energía creadora” y el “caldo de cultivo para la innovación”, que emana del Parque Cient´fico de Madrid.

En el acto de clausura de la primera edición del Programa Laboratorio Emprendedor también han participado el Director General de Inovación y Tecnología del Ayuntamiento de Madrid, Alejandro Arranz y la Responsable de Transferencia de Tecnología sector TIC del Parque Científico de Madrid., Ana Torrejón, así como los mentores y empresas colaboradoras que han apoyado esta iniciativa desde su origen.

Fuente: lacatedralonline.es